Saneamiento & higiene

Un baño limpio: un problema para 1/3 de la población mundial.

Madagaskar © Dieter Telemans
Como lavarse las manos? - Madagascar © Dieter Telemans

Hoy en día 2.300 millones de personas todavía no disponen de un servicio básico de saneamiento. Para un tercio de la población mundial, un aseo o una letrina (privada) es, por lo tanto, un lujo desconocido. De estos 2.300 millones de personas, casi 900 millones practican la defecación al aire libre: en los arbustos, campos, ríos o en la calle. Esta es una invitación abierta a las enfermedades. Especialmente los niños se enferman o mueren de enfermedades triviales como la diarrea u otras enfermedades asociadas con esta falta de higiene. Muchas niñas abandonan la escuela cuando llegan a la pubertad, debido a la falta de letrinas y de privacidad.

La escasez mundial de saneamiento también está creciendo aún más.... En 2014, el 54% de la población mundial vivía en zonas urbanas y según las Naciones Unidas, esta cifra se elevará hasta el 2/3 de la población en 2050. La mayoría de los nuevos habitantes de las ciudades terminan en tugurios sin baños ni letrinas. Los esfuerzos en torno al saneamiento no pueden seguir el ritmo del crecimiento de la población.

En septiembre de 2015, 193 estados miembros de las Naciones Unidas aprobaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG). El SDG 6 establece muy claramente el desafío del saneamiento en el mundo: Para 2030, lograr el acceso a un saneamiento e higiene adecuados y equitativos para todos, y poner fin a la defecación al aire libre. Se debe prestar especial atención a la gestión segura de los servicios e instalaciones. También es muy importante trabajar en la higiene. Según las estimaciones, sólo el 27% de la población de los países menos desarrollados tendría la oportunidad de lavarse las manos con agua y jabón.

Se necesitan grandes inversiones, financieras y de otro tipo, si se quiere alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible en materia de saneamiento e higiene.